Remedios caseros con leche

leche

El uso tópico de la leche nos puede ayudar a acabar con el acné.

La leche es uno de los alimentos más nutritivos y completos que existen, en ella se concentran gran cantidad de proteínas, carbohidratos, fósforo, potasio, calcio, vitaminas A, C y B12.

Expertos en los últimos años advierten que la leche en sí, siempre es más beneficiosa para  los adultos, que para los bebes, ya que cuando uno llega a la madurez es común por ejemplo padecer de intolerancia a la enzima de la lactasa, e indicar también esa otra realidad, la dificultad de nuestro cuerpo por asimilar las proteínas de origen animal.

La leche nos previene de enfermedades como el raquitismo, la artritis, la desmineralización, de ahí que sea esencial hasta bien llegada la adolescencia, después, podemos recurrir a ella de una forma equilibrada en busca de esa ración de calcio y de esos nutrientes imprescindibles que siguen estando en su composición. Aquí algunos remedios que utiliza la leche:

Remedio para el acné

Para rebajar y hacer desaparecer las molestas espinillas y los forúnculos, basta con coger un tazón de leche tibia y dejar en remojo una rebanada de pan, después, cogemos un pedacito y lo aplicamos sobre el forúnculo manteniéndolo ahí hasta que se enfríe. La leche tiene propiedades antiinflamatorias y curativas, es un remedio muy antiguo y altamente eficaz.

 Remedio para el insomnio

Es bien conocida también la propiedad sedante de la leche, contiene triptófano, que actúa como calmante del cuerpo. Para que nos sea realmente efectivo podemos tomar un vaso de leche caliente con canela antes de ir a dormir, ello nos facilitará el poder descansar.

Remedio para las quemaduras de sol y picaduras de insectos

En este caso utilizaremos la leche en polvo, es ideal para neutralizar el veneno de los insectos y aliviar el ardor de las quemaduras. Para ello basta con mezclar una cucharada de leche en polvo con dos de agua y una pizquita de sal, después frotamos esta pasta en las zonas afectadas.

 Propiedades de la leche para la belleza

Utilizada desde la antigüedad, la leche tiene en sus propiedades un sinfín de secretos que se concentran alrededor del ácido láctico, perteneciente a la familia de los alfahidroxiácidos, esencial para el cuidado de la piel, ofreciendo tersura y uniformidad. Contiene además oligopéptidos que nos aportan antioxidantes capaces de paliar las arrugas y suavizar a piel.

Mascarilla de leche para la piel grasa

Para suavizar los inconvenientes de la piel grasa, nos puede ser muy útil elaborar una mascarilla casera de leche, para ello pondremos en la licuadora un poco menos de medio vaso de leche desnatada, un tomate maduro y una cucharada de fécula de maíz. La mezcla ha de quedar espesa, lo suficiente para poder aplicarla en nuestro rostro durante al menos media hora, luego nos enjuagamos con agua fría.

 Mascarilla de leche para la piel normal

En este caso, ponemos media tacita con leche en polvo mezclada con un poco de agua, la suficiente para que quede una pasta espesa. Nos lo aplicamos también durante 20 minutos o media hora y después nos limpiamos con agua tibia. De inmediato sentiremos la piel muy fresca.

Mascarilla para la piel seca

En este caso utilizamos un poco menos de medio vaso de leche, una manzana y una cucharada de fécula de maíz. Lo llevamos a la batidora, y cuando obtengamos una mezcla espesa lo aplicamos media hora.

Lo Nuevo

mantequilla

Has desaprovechado este ingrediente, ya que hay otros usos que le puedes dar además de cocinar.

chkt

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) promueve su iniciativa “CHKT”.

l

Muchas veces ignoramos la funcionalidad de ciertas partes de nuestro cuerpo que nos parecen dispensables, pero ¿lo son realmente?

ojo

¿Qué tan importante es tu vista? ¿Cómo la cuidas?

hipertensos

La leche y los productos lácteos se consideran alimentos básicos y uno de los pilares de la dieta.

aguacate

Se ha demostrado que consumir aguacate con regularidad podría ser el aliado perfecto en la prevención contra el cáncer, ya que sus vitaminas ayudan a proteger las células.

p

Desde 2013 la OMS estableció el 10 de octubre como una fecha de concientización sobre las enfermedades mentales así como ayudar a su tratamiento y prevención.