Investigadores estudian el impacto de los derrames de crudo en el Golfo de México

1-head_crudo3006

Éste es considerado como el más grande derrame de petroleo de la región

Ciudad de México.- Dos años han trascurrido desde el inicio del proyecto Implementación de redes de observaciones oceanográficas (físicas, geoquímicas, ecológicas) para la generación de escenarios ante posibles contingencias relacionadas a la exploración y producción de hidrocarburos en aguas profundas del golfo de México.

Dicho  proyecto nace como resultado del derrame de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon (DWH) del pozo Macondo, operado por la compañía petrolera British Petroleum, el pasado 20 de abril de 2010. Los más de tres millones de barriles de crudo que se vertieron en el golfo de México han situado este derrame como el más grave en la historia de la extracción petrolera en la región.

Con la participación de investigadores del CICESE, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav IPN) Mérida y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre otras instituciones, se realizaron las debidas investigaciones, durante tres años consecutivos,donde los especialistas realizaron un monitoreo con el que se determinó el enorme desconocimiento que existe sobre los recursos bióticos y el comportamiento oceanográfico de la parte mexicana del golfo de México, así como del potencial efecto del derrame del DWH.

Como resultado, se concluyó que era estratégico reforzar el trabajo interactivo entre diversas instituciones para contar con información veraz y de primera mano para los tomadores de decisiones, los usuarios del golfo de México y para el público en general acerca de los posibles escenarios y efectos de derrames de crudo de distinta magnitud.

En 2013 las instituciones académicas mexicanas con mayor experiencia en estudios oceanográficos se coordinaron para generar un proyecto de investigación y desarrollo tecnológico con el propósito de responder a esta necesidad a largo plazo. Bajo la coordinación del CICESE a nivel nacional, sometieron el proyecto a la convocatoria del fondo hidrocarburos de Conacyt-Sener y lograron obtener un financiamiento por cinco años por un monto de mil 500 millones de pesos.

“Es así como llegamos a integrar el Consorcio de Investigación del Golfo de México (Cigom) para unir las fortalezas de las instituciones y complementar los huecos en la experiencia de cada una”, señaló en entrevista la doctora Leopoldina Aguirre Macedo, investigadora titular del Cinvestav Mérida y coordinadora general de las actividades de esta institución como parte del proyecto.

Por otro lado el proyecto de investigación general se desarrolla bajo cinco líneas de investigación principales: plataformas de observación oceanográfica; línea base y monitoreo ambiental; modelos numéricos de circulación y biogeoquímica; degradación natural de hidrocarburos; y análisis de derrames petroleros.

“Los objetivos del proyecto general son identificar la línea base desde la parte oceanográfica, biológica y ecológica en el golfo de México para después construir escenarios en caso de derrame de diferentes magnitudes y conocer qué zonas son vulnerables”, señaló Aguirre Macedo.

El Cinvestav Mérida participa y coordina diversos subproyectos en el marco de las líneas de investigación en línea base y monitoreo ambiental, degradación natural de hidrocarburos y escenarios de derrames. Para esto, coordina dos cruceros de investigación en el polígono de Perdido, en las costas de Tamaulipas y en el norte de la península de Yucatán.

En palabras de Aguirre Macedo, establecer la línea base implica realizar un diagnóstico de lo que hay y el estado en que se encuentra. “Es como cuando vas al doctor para hacer un chequeo de todos tus parámetros de salud. Lo que se intenta hacer aquí es mostrar cuál es la abundancia de los diferentes organismos que se están estudiando y cómo están”.

Ante la inminente llegada de compañías extranjeras dedicadas a la extracción de petróleo en las zonas profundas del golfo, uno de los propósitos principales es brindar herramientas para que las autoridades puedan demostrar en qué estado se le entregan estas zonas a las compañías y cómo deben conservarse. “Siempre habrá un efecto de la actividad petrolera pero se trata de que sea el menor posible”, indicó la investigadora.

Todos los cruceros del Cinvestav siguen una metodología semejante para establecer la línea base, salvo uno que está enfocado en el estudio de aguas de hasta tres mil 500 metros de profundidad en el polígono de Perdido a cargo del doctor Víctor Vidal. La plataforma de Yucatán, a cargo de la doctora María Eugenia Vega, tiene como máximo 500 metros de profundidad.

Asimismo se realizan mediciones de corrientes a cargo del doctor Ismael Mariño y su grupo de investigación, en colaboración con el grupo de la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación (UMDI) de la UNAM a cargo de la doctora Cecilia Enríquez, para posteriormente modelar y explicar hacia dónde podrían ir los contaminantes en caso de un derrame, entre otros.

Lo Nuevo

13-alimentos-laxantes

¿Se puede perder peso sin pasar hambre?

Para-rejuvenecer-necesitas-miel-yogur-y-limon-4

Un yogur no siempre es leche fermentada y a continuación te mostramos sus diferencias.

sushi

Conoce la técnica para administrar la comida según el espacio en el estómago

milk

Los lácteos son muy beneficiosos para la salud de los mayores, por su contenido en calcio y otros nutrientes necesarios para una buena densidad ósea.

jugodefrutas

Estos jugos serán tus mejores aliados en esta época de frío

sad

Fumar no trae más que desventajas para el organismo, y está ligado a enfermedades mortales como el cáncer, la ciencia lo ha comprobado.

italika

La Copa E es la primera competencia con motos eléctricas diseñada para niños entre 8 y 17 años