Aprende a elegir un buen cereal para el desayuno

cereal1_co

Los cereales de desayuno son una buena forma de empezar el día

La oferta de cereales para desayuno, es enorme. Solo basta con acercarse al pasillo de estos productos en el supermercado para ver los anaqueles repletos de coloridas cajas y personajes que llaman la atención para ocupar un lugar en el carrito de compra. De entre todos estos productos conoce las características para elegir un buen cereal de desayuno.

Como sabemos, debemos tomar en cuenta ciertas características para tener una dieta correcta. Como regla general debemos tener un alimento de cada grupo para formar un plato saludable. Recordemos los 3 grupos de alimentos:

Verduras y frutas
Cereales y tubérculos
Leguminosas y alimentos de origen animal

En las 3 comidas principales, lo ideal sería respetar esta regla. En el caso de desayuno, los cereales de caja pueden formar parte de una dieta saludable. Por ejemplo: un plato de hojuelas de maíz integrales con 1 taza de leche descremada y una manzana en rebanadas o plátano. En el ejemplo anterior hacemos un uso inteligente para incluir los tres grupos de alimentos.

_desayuno-5-bcd8f32c-0b43-11e3-9062-7637b2d61c06

¿Y qué hay con el azúcar?

Es evidente que todos estos cereales de desayuno contienen una buena cantidad de azúcar. El 50 % del peso de los cereales populares es azúcar por porción recomendada (30 gramos). El consejo es más que claro: el consumo de este tipo de alimento, debe ser moderado. Conociendo que los índices de sobrepeso y obesidad son importantes en la sociedad, los cereales de desayuno, en especial los más azucarados deben ser medidos y en el mejor de los casos sustituirlos por otro tipo de alimento.

Entonces… ¿Qué características debe tener un cereal de desayuno para considerarse adecuado?

Entre menos azúcar mejor: elige aquel cereal que contenga menos de 6 gramos de azúcar por porción (como limite máximo 10 gramos). Recordemos que la porción recomendada son 30 gramos de producto.

Revisa la cantidad de carbohidratos: el contenido que aporte debe ser en su mayoría carbohidratos complejos (de ingredientes integrales) y no azúcares, ya que los azúcares o carbohidratos simples son de rápida absorción y es preferible, que la energía que liberen sea lenta y prolongada.

Que tenga fibra: es recomendable que contengan entre 2 y 3 gramos de fibra dietética por porción.

La proteína es importante: se recomienda que al menos tengan 5 gramos de proteína por porción, lo cual no es común. Es por esto que es necesario acompañarlos con alimentos ricos en proteínas como yogurt o leche.

cereal fibra

Ahora un punto a destacar, ¿Qué cantidad de cereal acostumbras comer?. Es muy tentador hacer el refill al plato cual máquina de refresco. No nos engañemos, la porción adecuada es media taza de cereal, parecerá poco, sin embargo nuestra costumbre de cubrir el plato a tope no es lo más recomendable. Si acostumbras hacer esto, empieza poco a poco a reducir la cantidad de cereal que te sirves hasta llegar a la cantidad recomendada.

Para concluir, lo ideal es 1 a 2 veces por semana, ¡haz rendir esa caja!. Elige las opciones más simples, como las hojuelas de maíz o de arroz, ya que estas contiene menos azúcar y colorantes y tienen más fibra. Revisa en la caja la leyenda que dice que son elaborados con cereales integrales. Acompaña siempre tu cereal con proteínas como leche o yogurt. O complementa tu desayuno con queso, huevo, pollo o leguminosas.

4403872-desayuno-americano

Lo Nuevo

vivirverde

Es considerado un súper alimento por la cantidad de propiedades que tiene, por eso la diversidad de su uso

k

A que no conocías a estos personajes en su faceta más íntima

hair

Aquí unos tips para tener la cabellera de envidia

13-alimentos-laxantes

¿Se puede perder peso sin pasar hambre?

Para-rejuvenecer-necesitas-miel-yogur-y-limon-4

Un yogur no siempre es leche fermentada y a continuación te mostramos sus diferencias.

sushi

Conoce la técnica para administrar la comida según el espacio en el estómago

milk

Los lácteos son muy beneficiosos para la salud de los mayores, por su contenido en calcio y otros nutrientes necesarios para una buena densidad ósea.