Afirman que Yucatán debe producir alimentos orgánicos

b

La idea del programa es sentar las bases para que la gente produzca alimento desde sus casas.

Ciudad de México – El presidente de la Fundación Produce Yucatán, Pedro Cabrera Quijano, planteó que el estado debe aprovechar su vasto potencial para el cultivo de los llamados productos orgánicos, que tienen amplia demanda en el extranjero.En entrevista, señaló que apenas poco más de uno por ciento de la producción de alimentos en Yucatán es orgánico, ya que los costos de la certificación impiden que más productores incursionen en este tipo de cultivos. Sin embargo, insistió en que vale la pena darle seguimiento e impulso a la producción de alimentos orgánicos, pues tienen un gran valor agregado que pueden mejorar las condiciones económicas del campo yucateco.

Recordó que desde 2011 se inició la entrega de paquetes de “microhuertos” de traspatio, para cultivar especies como: lechuga, zanahoria, cilantro, rábano, chile habanero, entre otras hortalizas. La Secretaría de Desarrollo Rural encabeza las acciones y los principales protagonistas son mujeres interesadas en producir hortalizas orgánicas y la alimentación libre de agroquímicos, con lo que generan alimentos y en algunos casos excedentes económicos para apoyar el gasto familiar.

La idea del programa es sentar las bases para que la gente produzca alimento desde sus casas y de esa forma contribuir con su economía y con las condiciones para contar con soberanía alimentaria, que es uno de los retos principales, expuso Cabrera Quijano. Sin embargo, insistió en que el problema viene cuando el productor quiere certificar que sus productos son de origen orgánico, pues se topa con una serie de trámites y requisitos que demandan mucho tiempo y hasta recursos económicos.

Dijo que “es ahí donde se deben enfocar las baterías los próximos años, es decir, a la par de impulsar una mayor producción de alimentos orgánicos, trabajar en programas que faciliten a los productores la certificación que les abra las fronteras a otros mercados del mundo”. “En el extranjero existe una cultura más orgánica, de manera que ellos son el mercado principal y se paga muy bien por esos productos”, afirmó. “El cultivo en casa es una actividad que, aunque lenta, va ganando terreno en Yucatán, debido a que el costo del producto se reduce considerablemente y su calidad es mayor, por lo que creo que se debe fortalecer su promoción”, indicó.

Según información divulgada en sitios especializados en huertos urbanos, para iniciar un proyecto, se debe contar primero con semillas orgánicas que se encuentran por internet o en tiendas dedicadas a ese rubro. El proceso para iniciar depende de encontrar un espacio donde se reciban por lo menos seis horas de luz, como el techo, el patio, la terraza o el balcón, luego comenzar a hacer composta para generar una tierra fértil. Después se debe conseguir la tierra y las macetas, que pueden ser llantas o huacales, pues la idea es que cueste lo menos posible y sea reciclable, y se puede empezar a sembrar o trasplantar. El riego es diario, el abono es una vez a la semana o cada 15 días y se puede empezar a cosechar a los dos meses.

Con información de Notimex

Lo Nuevo

ceto

Aquí aprenderás cómo seguir una dieta cetogénica que se basa en alimentos auténticos.

weird

Muchas veces estos términos dan lugar a confusión. He aquí algunas aclaraciones, así como un buen número de sabrosas recetas.

alz

La alimentación puede ser la mejor forma de prevenir la pérdida de memoria.

poptes

Lolistraw es un proyecto que busca cuidar del medio ambiente por medio de popotes comestibles hechos a base de algas marinas.

vivirverdelacteos

La leche y los productos lácteos son uno de los pilares nutricionales de nuestra alimentación en todas las edades:

vegan

Evitar el sufrimiento animal y comer saludable, una costumbre que se arraiga en el hombre posmoderno.

miel-comunidad-orgánica

Si bien todos los remedios son beneficiosos para tratar la condición, no se recomienda combinarlos, ya que podría resultar contraproducente.

diet

El sobrepeso y la obesidad son definidos por la OMS como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.